lunes, 26 de diciembre de 2011

último soneto

Hacer un soneto sobre algo banal,

escribir poemas sin poesía

como antes, como cuando creía

que algo tan serio había que hacerlo mal.


Y acudir sin pena a cualquier recital.

Orgullosa. Sin rendir pleitesía

a LOS POETAS con mi poesía

de rimas baratas y gente normal.


Algún antiguo hábito me obliga

pero todo lo que escribo es prosa

sin tema y con la forma de un soneto.


Y no pienso, digan lo que digan,

seguir con esta métrica casposa

donde nada entra si no lo aprieto.

penúltimo soneto

Yo no soy poeta, soy sonetista.

Empezó siendo un ejercicio

sin metáforas, sólo por vicio.

Perra viciosa, pero no artista.


No soy cineasta, soy guionista.

Qué le den por culo a tanto artificio,

estoy aquí para aprender un oficio

no para que sepan que soy muy lista.


En la habitación 412

aISLAda, inCUBAndo un puto huevo

que ya no sé a que pájaro le robé.


Que nadie lo toque, que nadie lo roce,

sé que de aquí va a salir algo nuevo

de lo que algún día me arrepentiré.

soneto n

Si. Lo sé. Olvidé darle de comer.

El plato vacío. El plato vacío

y su ausencia llenándome de frío.

No puedo decir que fue sin querer.


Quedarme sentada esperando a ver

cómo se va y deja de ser mío,

cómo pierdo lo que más ansío.

Llorar enfadada y sin saber que hacer.


Y no sé si fue olvido o pereza

y si hay diferencia tampoco importa

porque ya no está. No estoy y no está.


Tengo que metermelo en la cabeza

no puedo seguir en mi nube absorta

sin definir el aquí o el allá.


domingo, 19 de junio de 2011

sábado, 11 de junio de 2011

carcelsoneto

Usted no está en Cuba, usted está aquí.

En un lugar que ni siquiera existe,

rodeada de gente a la que nunca viste

con la obligación moral de ser feliz.


Ha llegado el momento de decidir

si puedo vivir sólo con alpiste

encerrada en esta jaula tan triste,

si este oficio y este sitio son para mi.


Mi carcel de lujo, mi jaula de oro,

mi bello encierro, mis lindos barrotes,

mis tontos sonetos para subsistir.


Hay que coger por los cuernos al toro,

poner el culo para los azotes

y tener una historia para no morir.

pinchosoneto

Echando de menos, echando de más.

Huecos con formas predeterminadas,

vacío, soledad, memoria, NADA.

Olvidando todo lo que dejé atrás.


Qué quieres que haga si ya no estás,

me siento entre la pared y la espada

y hasta disfruto de estar encerrada.

Tu imagen entra y sale, vienes y vas.


Y aunque no queramos la vida sigue:

Madrid pariendo la revolución,

Tú allí y yo aquí viéndola morir.


La Habana envenenada sin mi Migue,

sin mi Pincho y con tremendo gorrión.

Con ganas de verle pero no de ir.


perrosoneto

Guau. Me afecta la falta de dueño.

Una correa para ir de paseo,

un golpe si donde no debo meo,

no dormir sin él aunque tenga sueño.


Me enfado, no respiro, frunzo el ceño

y no muevo el rabo cuando te veo,

te escribo sonetos que no te leo,

tú no eres el objeto de mi empeño.


Cualquiera que quiera me puede adoptar,

sólo necesito agua y comida,

alguna caricia de vez en cuando,


un par de vacunas y un buen collar,

para ser tu perra toda mi vida

y así no tener que seguir buscando.

32 versos libres por año muerto

Un año de NO.

Ni pensamiento, ni palabra, ni obra, ni omisión.

Un año muerto.

Un año de aprender a quitarme la piel

para descubrir que bajo la piel

sólo hay más piel.

Un año de pellejos muertos,

de comerme las uñas y los dedos y las manos.

De arrancarme los pelos hasta de los ojos.

Un año de querer mutar y no poder.

De esperar fumando, mirando el reloj y resoplando,

de esperar impaciente sin saber que espero.

Un año muerto.

De flores marchitas, platos sin fregar y ropa sucia amontonada.

Un año de llegar al límite de la duda,

llegar al límite pero no superarlo.

De comer mal, de fumar mal, de dormir mal,

un año de pensar peor.

De echarme cloro en los ojos para llorarte una piscina olímpica

y poder verte nada que nada.

Un año de creer que si, pero no.

De anunciar permutas en mis órganos,

trasplantando mi casa y alquilando mi corazón.

De descubrir, entre el asombro y la desolación,

que el suelo que tan fuertemente me empeño en pisar,

no es más que el techo de otro.

Un año de retroceso.

De plegar cuidadosamente las alas sobre la espalda,

de desempolvar la crisálida olvidada

y engordar hasta volver a ser gusano.

Un año de olvidar como se vuela,

yo, que era amiga de las nubes.


alfasoneto

Como la mariposa y el boxeador

son el fotógrafo y la sonetista,

dura comparación a simple vista

pero esto no es una carta de amor.


Ya incorporé a mis poemas tu olor.

Como las ratas detrás del flautista

siguen mis hormonas todas tus pistas,

mi cuerpo se ha vuelto adicto a tu calor.


Confundo las palabras y las cosas.

Te afirmo y te niego cada segundo

con las piernas y las venas abiertas...


¿Quién el boxeador? ¿Quién la mariposa?

Tengo un nudo, un nudo como un mundo

y dudo que quepa bajo tu puerta.


viernes, 29 de abril de 2011

Si el Dr. Freud levantara la cabeza...

Querer ser y querer estar.
Los sueños son lo más parecido a la vida que tengo aquí.
Allí donde me descubro, donde no hay trampa ni cartón.
Antes escribía mucho y soñaba poco, ahora todo lo contrario.
Es por esa razón que quiero compartirlos o, al menos, recopilarlos, tenerlos ataditos y transcritos para cuando los necesite.
Tenerlos a mano para cuando quiera recordar la vida.

No hay ficción...si es que puede decirse eso de los sueños, pero están transcritos tal como los recordé al despertar...por tanto no pueden exigirme responsabilidades...uno no controla su universo onírico. Siempre me fascinó el uso de los tiempos verbales al contar los sueños...hablar de un yo que es también tercera persona...espero seguir soñando y seguir alimentando el blog para que blogger no me lo cierre.
(Después de 10 meses he venido a actualizarlo y he descubierto que esta es la entrada número 100!!!)
Tengo también una pila de sonetos que volcar por aquí pero eso me lo reservo para otro día.

Pasen y lean:

1.

En un antro subterráneo, sucio y clandestino, me habían operado el coño. No sabía qué me habían hecho exactamente, no sabía si me habían clitoridectomizado o sometido a una vaginoplastia, no sabía si me habían puesto un pene o si directamente me habían cosido el coño, pero algo me habían hecho, algo quirúrgico, y la presión de la carne en el postoperatorio era insoportable.

Yo intentaba mirarme y no alcanzaba, no había espejos ni nadie que me dijera qué me habían hecho. El cirujano y mi madre miraban mi entrepierna y asentían con la cabeza. Al parecer había quedado según lo previsto.

Más tarde descubrí, no se cómo, que lo que me habían hecho era algo parecido a cuando te borran las huellas dactilares. Mi madre, según creí entender, no era mi verdadera madre, ella me había robado en el hospital cuando yo era un bebé y para que no descubrieran el engaño me había sometido a una operación genital. Mis huellas genéticas estaban en mi coño y era necesario borrarlas si quería seguir siendo hija de mi madre.

2.

Un oso me atacaba. Desconozco completamente de donde salió ese oso pero era pardo y enorme. Me atacaba, decía, con sus garras y sus dientes, me estaba destrozando las piernas.

Yo estaba muy asustada y tremendamente preocupada, pero no por las garras del oso, no por mis piernas destrozadas, lo que verdaderamente me preocupaba eran las pulgas del oso.


3.

Un volcán estallaba en medio del caribe. Cuba se inundaba de ríos de lava. Helicópteros de salvamento, prensa internacional, la cruz roja y familias enteras en los tejados de sus casas esperando a ser rescatadas.

La escuela no quedaba fuera de la catástrofe, fuego en los pasillos y el agua hasta el cuello. Los servicios de salvamento estaban a la espera para rescatarnos, sin embargo la escuela no nos dejaba salir hasta que no terminásemos nuestro ejercicio de fotonovela.

4.

Estaba durmiendo con Claude Cahun.

5.

Quería hacer sonetos visuales. 14 planos por 14 versos, de 11 segundos por endecasílabos. Me rompía la cabeza buscando la manera de hacer rimar en consonante las imágenes filmadas.

6.

Me drogo hasta perder el conocimiento comiéndome las semillas de una planta desconocida. Me encanta la sensación que provoca esta droga nueva.

7.

Mi hermana embarazada venía a la escuela para realizar un corto en 35mm sobre su embarazo y la línea genealógica que antecede a su futura hija. Para hacerlo quería reunir en Cuba a todos los miembros vivos de la familia. Yo le decía que era mejor que hiciera algo metafórico, que no era factible traer a tanta gente. Le proponía que filmara una escena en la que ella regaba una maceta y de ésta salían manos, pero a ella no le gustaba la idea.

En un momento dado mi hermana me abrazaba por detrás, me metía las manos en las bragas y comenzaba a tocarme muy dulcemente, nos excitábamos y nos íbamos corriendo a la cama a besarnos y tocarnos...era precioso hasta que Elisa, la asesora de guión, abría la puerta y su mirada nos hacía comprender que lo que estábamos haciendo estaba mal.


8.

Debía fingir que era ciega. Para entrar a la escuela había puesto en mi examen que era ciega y como en la escuela de todos los mundos no hay ciegos pues me habían seleccionado como representación. Nada más exótico que una cineasta ciega. El caso es que yo sabía que si me descubrían me metían en la cárcel por fraude.

Me pasaban unas fotos y yo las miraba hasta que me daba cuenta de que no podía hacerlo si quería que pensaran que era ciega.


9.

Andrés, el boricua de nueva york, tenía una plaga de pulgas en su cama. Había intentado exterminarlas por todos los medios, había hablado con toda la gente con la que se puede hablar sobre un problema así en la escuela. Estaba muy enfadado y gritaba y gritaba.

Finalmente se daba cuenta, como una revelación o una epifanía, de que él no tenía porqué soportar una situación así. Yo soy del primer mundo, decía, yo puedo solucionar esto. Y llamaba por teléfono a un equipo de fumigadores estadounidenses que venían en helicópteros a sacar las pulgas de su cama.


10.

Me perdía por La Habana y La Habana no era La Habana sino una ciudad conocida pero olvidada donde mi padre paseaba a los perros.

11.

Tenía pene. Yo era yo y mi cuerpo era mi cuerpo salvo porque junto a la vagina tenía un pene flácido que por más que tocaba no lograba poner erecto.

12.

Me echaban de la escuela porque descubrían que había copiado una historia para mi corto de un minuto.

sábado, 31 de julio de 2010

seguimos recitando

cinesoneto

Ya sé que lo más profundo es la piel,
la piel que es el film que es la película.
Cubre de los pies a la clavícula
la carne pegajosa como la miel.

Proyectan cuerpos en salas de cine:
caricias, tatuajes y cicatrices
arañazos, golpes, sarna y varices,
carnaza que al público se la empine.

Entre tú y yo sólo hay una emulsión,
un químico: gelatina de plata,
las máquinas en constante progreso.

Noventa minutos en tu sillón,
un código oculto: metadata,
otro relato más, tan sólo eso.

cyborgsoneto

Siempre he querido tener un robot,
desde que no existen los animales
nadie tiene mascotas como tales
y mi soledad es fruto de un boicot.

La lengua ya no es lengua sino argot,
hay dildos en lugar de genitales
y desde las glaciaciones aurales
a la ciencia la llamamos tarot.

Soy un cyborg del octavo milenio,
estoy hipersexuado pero aislado
condenado a eterna masturbación.

Los sonetos no entran en el convenio,
los cortocircuitos ya han cesado
y nunca podré volver a Plutón.

miércoles, 30 de junio de 2010

videosoneto



Gracias a Marina y a Lara por el montaje y el amor, a Edu y a Aarón por su incondicional participación en la monolectura, a Sergio por dar siempre la nota adecuada, a Esther por la gestión y a Pincho por el cartel. ...Y a todos los que vinisteis al PIPO y no me dejasteis sola...y a todos los que no pudieron venir pero que me animaron a hacerlo.
Todo lo que salga de aquí es por y para la manada.
Es un honor y un enorme placer saberme acompañada.
GRACIAS.

lunes, 21 de junio de 2010

fotosoneto VIII



A punto Lilith uno uno ocho uno.
Génesis dos del cuatro al veintisiete.
Hay que ir a la radio, hacer juguetes
redactar el resumen oportuno

ponerlo en las tazas del desayuno
escribirlo en la puerta del retrete
que todos recuerden su soniquete
que Lilith no se le olvide a ninguno.

"¿Por qué he de dormir debajo de ti?"
le dijo a Adán su primera mujer
antes de volar fuera del Edén.

Tres ángeles buscaron a Lilith
pero ella había decidido no volver
no ser de Adán la otra costilla. Amen.

fotosoneto VII



Se me llena de burbujas la boca
que no el estómago de mariposas
yo no soy gusano sino babosa
y lo de la crisálida no me toca.

Y tú contento, si, pero yo loca
que se me unen en una sola cosa
el coño, el corazón y otras mucosas
y para esto, toda droga es poca.

Lo incluímos en las normas del juego
antes de que los labios me revienten
nunca más hacer esta locura

nunca más dejarlo para luego.
Lo prometo. Aunque tus ojos me tienten.
(y a ver esta promesa cuanto dura)

martes, 15 de junio de 2010

Ahora si, qué si.



Este sábado en la travesía de la primavera habrá sonetos y otros palos.

jueves, 10 de junio de 2010

gatosoneto VI



¡Cuántas veces he querido ser gato!
que todos me quieran acariciar.
Los miro y me intento mimetizar
del plato al sofá y del sofá al plato.

No escribo esto para pasar el rato,
no he elegido a los gatos por azar
sólo ellos me saben acompañar
y si les haces daño, yo te mato.

Ellos son mis tigres en miniatura
juntos cazamos moscas y polillas
y juntos nos gusta ronronear.

Somos la manada de la ternura.
Cada mañana es una maravilla
si tienes un gato con quien jugar.

jueves, 3 de junio de 2010

fotosoneto V



Vengo a soltarte una rima barata,
el quinto soneto para el montón.
Endecasílabo rimado en on
que hoy no tengo sangre sino horchata.

Escribir es como beber cubatas,
requiere más higado que corazón.
O ninguno o todos de sopetón:
¡tus secretos en una cabalgata!

He decidido ser independiente.
He decidido que quiero estar sola.
He decidido que quiero escribir.

Sólo se trata de ser insistente,
nadie me apunta con una pistola
y hay todavía mucho que decir.

jueves, 27 de mayo de 2010

fotosoneto IV



Dame la mano que te cojo el hombro,
dame el hombro y me quedo con el pecho
que del dicho al hecho hay mucho trecho
y no sé donde dejar mis escombros.

Ya me voy. No salgo del asombro.
La vida en Madrid ha tocado techo
hay que rehacer todo lo deshecho,
todo lo ya nombrado lo renombro.

Marcho dejando atrás a mi manada,
me voy tres años fuera del mundo
pero me voy con la maleta llena.

Volveré con la batalla ganada,
volveré a este país moribundo
del que ahora huyo con tanta pena.

martes, 18 de mayo de 2010

fotosoneto III



Un día voy a morir de aburrimiento
ya ni me divierte escribir sonetos
¡ qué más da serventesios que cuartetos!
Cojo el móvil y te llamo y te miento.

Las palabras no se las lleva el viento,
todos los satélites están repletos
de mensajes y voces en aprieto
de gente que se alimenta del cuento.

Ni chat, ni videochat, ni teléfono...
buscando tu olor en el ordenador
buscando que estés conmigo sin estar.

Me toco, me toco si me entra el mono.
Sin sonetos, sin fotos, sin vibrador
activo la webcam y empiezo a grabar.

dos fotos


la concha



...y descifrar la canción que dibujan las bailarinas en la balaustrada.

domingo, 18 de abril de 2010

fotosoneto II



Un volcán emite una nube oscura.
Mi abuela no tocó más el piano.
Aquel año fue un año sin verano.
Aquel año fue un año sin cultura.

Aquí en tu pecho busco la postura,
quiero que tú me lleves de la mano
a algún universo muy lejano,
al que está más allá de tu cintura.

La aventura es tan escurridiza
que ya estoy acostumbrada a la espera.
Ya sé la forma de la cicatriz.

Sobrevuelo la nube de ceniza
o tan sólo me meto en la bañera
hasta que el agua entra por la nariz.


(proximamente la versión en video de este soneto)

domingo, 11 de abril de 2010

fotosoneto



Tampoco paró de crecerme el pelo
cuando terminé de explotar los globos.
De plásticos de colores el suelo
se llenó ...y nadie denunció el robo.

Si algo no me gusta lo congelo
las penas en cubiteras englobo
y al profeta que me habla del deshielo
a besos lo convierto en hombre-lobo.

Todas las noches la luna está llena
nada en mi pequeño mundo se mueve
nada en mi pequeño mundo está vivo

Voy llenándome las botas de arena
mientras el resto lo hace de nieve
creyendo que es verdad si yo lo escribo.



(los domingos suelo cambiarle a los sonetos los cuartetos por serventesios...manías que tiene una)

sábado, 27 de febrero de 2010

domingo, 7 de febrero de 2010

domingo, 17 de enero de 2010

Tarot de Libia IV



Ya tengo doce arcanos mayores

lunes, 7 de diciembre de 2009

El frigorífico de mi madre

Puente







Otro compás

En Cádiz las mareas se miran en el teletexto,
los pisos se venden en pesetas
y el corteinglés es el único sitio
donde hay escaleras mecánicas.

domingo, 29 de noviembre de 2009

domingo+otoño


el árbol de mi cuarto un domingo de otoño

sábado, 28 de noviembre de 2009

columpios


columpio.

(De columpiar).


1. m. Cuerda fuerte atada en alto por sus dos extremos, para que se siente alguna persona en el seno que forma en el medio, asiéndose con las manos en los dos ramales, y pueda mecerse por impulso propio o ajeno. También los hay compuestos de uno o varios asientos pendientes de una armazón de hierro o madera.


Real Academia Española







Máquinas lúdicas de diferentes colores,
móviles en el espacio público,
de acceso gratuito y con buena iluminación.

Son mi última obsesión.
(y mi proyecto para la clase de documental)




"Es fácil hacer corresponder a cada sociedad distintos tipos de máquinas, no porque las máquinas sean determinantes sino porque expresan las formas sociales capaces de crearlas y utilizarlas. Las viejas sociedades de soberanía manejaban máquinas simples, palancas, poleas, relojes; pero las sociedades disciplinarias recientes se equipaban con máquinas energéticas, con el peligro pasivo de la entropía y el peligro activo del sabotaje. Las sociedades de control operan sobre máquinas de tercer tipo, máquinas informáticas y ordenadores cuyo peligro pasivo es el ruido y el activo la piratería o la introducción de virus."

Gilles Deleuze.